En post anteriores, ya hemos hablado de lo importante que es la técnica en la natación.

Si sabemos nadar bien, no solo rendiremos más, sino que nos cansaremos menos y disfrutaremos cada vez más de este magnífico y completo deporte. En este artículo os hablaremos del uso del snorkel en la natación, un elemento que sirve sobre todo para centrarnos en la técnica, dejando de lado los movimientos propios y continuados de la respiración.

El snorkel es un tubo con boquilla que permite al nadador mantener en todo momento la cabeza bajo el agua. Se fija a la cabeza mediante una tira de goma colocada a la altura de la frente. La respiración se realiza por la boca, a través del tubo. De este modo, el atleta no tiene que hacer los repetidos y necesarios movimientos de cabeza y cuello para ir cogiendo aire cada ciertas brazadas. La principal ventaja es que con el snorkel nos podemos centrar mejor en algunos aspectos técnicos de la natación (brazada, patada, colocación de la cadera…), sin interrumpir ese trabajo técnico por culpa de la necesaria respiración.

Obviamente, el snorkel es un elemento más del entrenamiento del nadador. Su uso debe ceñirse a este objetivo central de la mejora de la técnica y no debe emplearse como un recurso en sí mismo para nadar más rápido o más cómodo. De hecho, está prohibido en competición. Otra función que tiene el snorkel es que facilita la natación a nadadores con dificultad en las cervicales o con el movimiento limitado en esa zona del cuerpo.

En cuanto al tipo de snorkel más recomendado, es importante fijarse en la forma del tubo, una característica esencial para que no nos entre agua cuando lo usamos. La posición correcta de su uso es manteniendo la cabeza casi paralela respecto a la superficie del agua. Con la vista casi fija en el suelo es cómo mejor mantenemos la posición y cómo menos sufrirán nuestras cervicales. El tubo del snorkel debe tener en cuenta esta postura para quedar totalmente libre del contacto con el agua.

Finis ofrece varios modelos de snorkel para todo tipo de nadadores. Algunos de ellos con válvula de purga o sin ella. El modelo Freestyle Snorkel destaca por su diseño más hidrodinámico que es ideal para esta práctica; un modelo que apenas se mueve en los virajes, idea para nadar a ritmos altos. Tanto este modelo como el resto están ya disponibles en los puntos de venta autorizados y en esta página web.